¿Qué estás buscando?
Tus reservas
0
Tus reservas

Actividades de verano en Jaca

Actividades de verano en Jaca

Qué ver y hacer en Jaca, la capital del Pirineo aragonés

Es imposible entender el patrimonio histórico del Pirineo aragonés sin pasar por Jaca. Esta pequeña ciudad de la provincia de Huesca, capital de la comarca de La Jacetania, es una interesantísima población, perfecta para un viaje que combine el patrimonio histórico y la naturaleza. En este artículo conoceremos qué ver en Jaca, sus lugares imprescindibles y los principales hitos de interés de sus alrededores.

Enclavada en la salida del valle del río Aragón, en la depresión de la Canal de Berdún, Jaca ejerce de capital del Pirineo aragonés, como centro turístico estrechamente vinculado al patrimonio histórico que atesora, al Camino de Santiago y a los deportes de invierno.

No es casualidad que Jaca exista desde hace siglos. Primero, es lugar de paso de la variante aragonesa del Camino Francés a Santiago, una parada en la milenaria ruta tras cruzar los Pirineos. También ha sido un punto estratégico en la salida hacia Francia por el valle del Aragón y el paso de Somport. Pero además ha sido un lugar de poder militar y religioso que ha perdurado a lo largo de los años.

Visitar Jaca merece mucho la pena por los elementos que vamos a explicar a continuación. Más allá de ellos, conserva un interesante casco histórico donde dar un agradable paseo mientras se disfruta de la gastronomía aragonesa.

Ciudadela de Jaca

La Ciudadela, o Castillo de San Pedro, es el principal monumento de Jaca. Esta fortaleza con forma pentagonal de estrella de cinco puntas, ordenada construir por Felipe II en 1592, presenta un excelente estado de conservación en todos sus elementos. Fue diseñada por el ingeniero militar italiano Tiburzio Spanocchi y formaba parte de una red defensiva del Pirineo, como la ciudadela de Pamplona o el fuerte de Santa Elena, en Biescas.

En el exterior, muros, foso, torres, baluartes y puertas destacan por su perfección y belleza. En el interior, el gran patio central nos da idea del calibre que esta fortificación cobró en su día. Es, sin duda, uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar de España.

Entrada a la Ciudadela de Jaca

Entrada a la Ciudadela de Jaca

Los antiguos cuarteles albergan varias exposiciones interesantes. La más famosa, la del Museo de Miniaturas Militares, una sensacional colección de 32.000 figuritas de plomo que recrean famosas batallas de la historia. También hay varias salas dedicadas al Regimiento de Montaña del Ejército Español, cuyo cuartel está en Jaca.

La Ciudadela de Jaca sirvió también de campo de concentración de prisioneros republicanos durante la Guerra Civil.

Para visitar la Ciudadela, puedes optar por hacerlo a tu aire o con una interesante visita guiada. ¡Te llamará la atención la famosa manada de ciervos que puebla el foso!

Vistas de la Ciudadela de Jaca

Vistas de la Ciudadela de Jaca

Catedral de Jaca

La Catedral de San Pedro de Jaca es el otro gran monumento de la capital de la Jacetania. Un templo que se comenzó a construir hace casi un milenio, siendo hoy una de las iglesias más antiguas del Románico español y una de sus obras fundamentales. Un punto indispensable en el paso de la variante aragonesa del Camino de Santiago.

Durante el siglo XI, Jaca logró el título de ciudad de la mano del rey Sancho Ramírez en 1077 y el estatus de diócesis, lo que obligaba a construir una catedral en la villa.

La catedral conserva su estilo románico, presente en su planta de tres naves y cinco crujías, ábsides y dos puertas de acceso. Como en todo templo románico actual, su estudio es un libro de historia abierto de par en par, con una sucesión de estilos donde se encuentran elementos góticos y barrocos, fruto de la evolución del templo a lo largo del tiempo.

El interior de la catedral cuenta con una interesante decoración en forma de capiteles y ménsulas.

El interior de la Catedral de Jaca

El interior de la Catedral de Jaca

Museo Diocesano de Jaca

La parte que rodea al claustro de la Catedral de Jaca alberga el Museo Diocesano, otra de las joyas de la localidad. En su interior se esconde una de las mejores colecciones de pintura mural románica del mundo, además de otro tipo de piezas de arte medieval.

El elemento más importante del Museo Diocesano son las pinturas de Bagües, de finales del siglo XI, procedentes de la iglesia de los santos Julián y Basilisa de esta localidad zaragozana. Muchos apodan a esta sala la ‘Capilla Sixtina del Románico español’, también por su representación del Antiguo y del Nuevo Testamento.

Alrededores de Jaca

Jaca es la puerta de las estaciones de esquí del valle del Aragón: Astún y Candanchú. Pero además de los deportes de invierno, en los alrededores de Jaca encontraremos otros muchos atractivos.

Monasterio de San Juan de la Peña

No muy lejos de Jaca, en la pequeña localidad de Botaya, se encuentra otra de las joyas históricas del antiguo Reino de Aragón: el monasterio de San Juan de la Peña. Este cenobio, dividido hoy entre el monasterio Viejo y el monasterio Nuevo, es un símbolo de la historia de Aragón, ya que alberga el Panteón Real de los reinos de Aragón y de Navarra. El conjunto fue declarado Monumento Nacional en 1889.

El Real Monasterio, o Monasterio Viejo, comenzó a construirse a finales del siglo XI, en pleno Camino de Santiago. Si algo llama la atención es su curiosa ubicación en una gran roca. Fue en San Juan de la Peña donde se introdujo, por primera vez en la Península Ibérica, el rito litúrgico romano marcado por la Santa Sede.

El devastador incendio de 1675 obligó a planificar un nuevo edificio, el monasterio Nuevo, que se comenzó a construir al año siguiente en el cercano Llano de San Indalecio.

Monasterio de San Juan de Peña

Monasterio de San Juan de la Peña

Estación de Canfranc

La famosa estación de tren de Canfranc, considerada una de las más bonitas de España, es uno de esos lugares rebosantes de misterio. Un edificio igual de gigante que de hermoso, que ha permanecido décadas abandonado entre montañas, a los pies de la frontera con Francia.

Visitar la estación de Canfranc es un plan casi obligatorio para quien pasa por Jaca. Admirar la arquitectura del edificio, pero a la vez conocer las historias que allí sucedieron desde su construcción, son síntomas de que no estamos ante una estación cualquiera que, además, guarda una particularidad: su doble playa de vías con anchos ibérico e internacional, para facilitar el encuentro de los trenes de ambos lados de la frontera.

Tren de paso por la Estación de Canfranc

Tren de paso por la Estación de Canfranc

Cueva de las Güixas

En la ruta que va de Jaca a Canfranc, en Villanúa, el visitante puede visitar la cueva de las Güixas, una cavidad natural que es todo un ejemplo del poder que tiene la naturaleza a lo largo de los siglos. El agua ha ido configurando un espacio interior mágico, lleno de estalactitas, estalagmitas, coladas y otras formaciones que podemos recorrer de manera sencilla.

La cueva continúa viva gracias a la acción del agua, que moldea gota a gota la roca caliza. Este lugar tuvo también otro tipo de vida, la de los humanos que la habitaron hace 3.000 años, como demostraron varios hallazgos arqueológicos.

Las visitas a la cueva de las Güixas comienzan en el centro de interpretación y duran en torno a una hora y 15 minutos, con un aforo máximo de 30 personas por visita. Se debe reservar con antelación. Sin duda, visitar la cueva de las Güixas es un excelente plan para hacer en Jaca con niños.

Dónde comer en Jaca

El centro histórico de Jaca es un excelente lugar para encontrar buenas referencias de bares y restaurantes donde disfrutar de la gastronomía aragonesa como el ternasco, los embutidos, los quesos o la olla jacetana, especialidad local.

Vamos a hacer una pequeña selección de lugares, de calidad contrastada, donde comer en Jaca:

  • Bar Gorbea Jaca: una popular taberna con barra de madera que es toda una institución en Jaca. Pinchos, raciones y pequeños platos muy de bar, siempre con un gran ambiente. Sus “rodolfitos” son todo un clásico.
  • 19 tapas y 500 vinos: este pequeño restaurante de ambiente moderno es otro seguro en Jaca. Cuenta con un buen surtido de platos tipo ración, que van desde verduras hasta especialidades del mar.
  • Las 3 Ranas: muy buen restaurante en el centro de Jaca que cuenta con un amplio menú del día. Cuidan mucho la presentación de los platos, con toques muy modernos. Tienen también menús alternativos, como el menú aragonés.

Es una pequeña selección de tres restaurantes en Jaca, aunque el centro de la ciudad goza de buena salud gastronómica y hay muchas más reputadas opciones para todos los paladares.

 

Publicado
el 01-06-2021
compartelo...
Nuestros productos estrella
Noticias
Curso de iniciación a la escalada en rocaver más
Se trata de un barranco desconocido para el gran público, especialmente indicado para disfrutar en familia en compañía de los más pequeños, en un lugar alejado de las masificaciones del verano.ver más
Vacaciones en familia en el Pirineo Aragonésver más
Tenemos el mejor material de alquiler para tus actividades de aventura como el descenso de barrancos y las vías ferratas para esta primavera y verano.ver más
Síguenos en facebook
Síguenos en Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de las últimas actividades